Terapia Craneosacral para embarazadas

Durante el embarazo es importante que la madre esté en las mejores condiciones físicas y emocionales.  Esto contribuirá a que todo el proceso hasta el parto se desarrolle lo mejor posible para la madre y el bebé. Aun así, es habitual que aparezcan dolores de espalda, ciática, reflujo, estreñimiento, dificultades para respirar,  etc.

En este artículo te explicamos cómo la Terapia Craneosacral puede ayudarte a aliviar, e incluso evitar, estas dolencias y preparar tu cuerpo para el parto.

Beneficios de la Terapia Craneosacral durante el embarazo

terapia craneosacral embarazoDurante la gestación, la futura madre experimenta infinidad de cambios a los que su cuerpo se irá adaptando. Los músculos y huesos se ajustan para dar cabida al feto y prepararse para el parto; los órganos se ven desplazados por el aumento de tamaño del útero; el metabolismo se enfoca al crecimiento del bebe; etc. Todos estos cambios son parte de un proceso natural para el que el cuerpo de la mujer esta preparado.

La Terapia Craneosacral por ser una técnica suave y no invasiva, que no requiere de presiones ni manipulaciones bruscas, es ideal para aliviar posibles molestias, facilitar todo el proceso y preparar el canal del parto para cuando llegue el feliz momento. Un parto más fácil no solo es bueno para la madre, sino que que resulta menos traumático para el bebé, e incluso, se pueden evitar posibles lesiones.

Acidez y reflujo:

Cómo se puede ver en la imagen inferior, debido al crecimiento del útero, el estómago se ve desplazado hasta quedar prácticamente aplastado. Este cambio hace aumentar la presión interna del órgano. Si a esto le sumamos la bajada de tono del esfínter que conecta estómago y esófago, entenderemos por qué es tan frecuente que haya acidez y reflujo durante el embarazo. Cambios físicos embarazo

La Terapia Craneosacral incide directamente sobre el diafragma y la zona pélvica, e indirectamente sobre las uniones del estómago con otras estructuras. Esto permite ganar elasticidad en la cavidad abdominal y facilita una mayor movilidad y adaptación del estómago y esófago, por lo que la acidez y el reflujo se ven reducidos.

Estreñimiento y digestiones pesadas

Los intestinos también pueden sufrir aplastamiento por el cambio de posición. Además, a raíz de los cambios hormonales, la motilidad intestinal se ve reducida y la función de la vesícula biliar puede alterarse.

Eliminando las restricciones sobre el sistema craneosacral, se asegura la capacidad del intestino para adaptarse a su nueva posición, se eliminan tensiones que puedan provocar gases u obstrucciones y se relaja el intestino grueso facilitando el vaciado y la regulación de la excreción.

“Empecé a hacer Terapia Craneosacral cuando estaba embarazada de 5 meses y hasta justo una semana antes del parto. La verdad es que la experiencia fue muy gratificante. En mi caso, el peso continuo que notaba en la zona baja desapareció después de la primera sesión de terapia. El problema del estreñimiento tardó un poco más pero acabó solucionándose al cabo de unas cuantas sesiones, regulándose mi tránsito intestinal de forma increíble. Los ardores típicos durante el embarazo también se redujeron y eran cada vez menos intensos. Durante las sesiones mi bebé se quedaba quieta y reaccionaba bien al tratamiento. Viví un embarazo relajado y tranquilo, en gran parte, gracias a la Terapia Craneosacral, que aconsejo no sólo a embarazadas sino a todas las personas que padezcan alguna molestia o problema.”

María del Mar Martín Nofuentes (37 años, Sabadell)

Dolores de espalda y ciática

Sobre todo durante los últimos meses del embarazo, la columna y la pelvis de la mujer embarazada experimentan un cambio drástico en su curvatura, llegando a variarla hasta 28º. Esto se produce para compensar el aumento de peso en la región abdominal y mantener el centro de gravedad estable. Esta adaptación en sí misma suele presentar molestias y requiere una gran elasticidad por parte de los músculos, articulaciones y ligamentos de la región lumbar y pélvica.

lumbares embarazoEn los casos donde existe una lesión previa, la molestia puede convertirse en un problema bastante doloroso. Si la madre tiene hiperlordosis, alguna hernia o protusión discal, rigidez lumbar, etc. los síntomas suelen ser más severos durante el embarazo y necesitar cuidados más específicos para mejorar la calidad y movilidad de las estructuras afectadas.

Al devolver la movilidad, posición, elasticidad y tono a las vértebras lumbares, la pelvis y el sacro, se pueden prevenir, y aliviar si ya los hubiera, pinzamientos (que pueden provocar ciática o lumbalgias), restricciones de movilidad, dolores musculares y cualquier otra dolencia del sistema musculoesquelético que aparezca durante el embarazo.

La Terapia Craneosacral como ayuda para la preparación del parto

sínfisis púbicaUno de los factores más importantes para que el parto se desarrolle con normalidad, es la capacidad de la pelvis materna para abrirse y permitir que el bebé pueda pasar sin problemas. Es imprescindible que la sínfisis púbica (la articulación cartilaginosa entre  los dos huesos púbicos) sea elástica y no se encuentre con restricciones por la tensión de la musculatura y/o ligamentos.

Gracias al trabajo sobre todo el diafragma pélvico y su relación con la columna, la Terapia Craneosacral consigue la buena movilidad de cada uno de los huesos que forman el canal del parto. Además permite trabajar en concreto la elasticidad de la sínfisis púbica para asegurar que esta pueda estirarse y permitir naturalmente el paso del bebe. Con esto se consiguen partos mas cortos y cómodos en los que madre e hij@ sufren menos.

El paso por todo el canal del parto ofrece al bebé un masaje, sobre todo craneal, que incide en una mejor salud de por vida ya que estimula diversas funciones a nivel nervioso, cognitivo, digestivo o respiratorio, entre otras. Quedarse encajado durante horas por la falta de elasticidad del mismo reduce sus efectos beneficiosos y además es traumático.

El embarazo y el parto son uno de los acontecimientos más especiales en la vida de una mujer. Disfrutar del privilegio de poder dar vida es mucho más gratificante si minimizamos y/o evitamos las posibles y engorrosas molestias asociadas. En futuros artículos abordaremos otros aspectos relacionados con el tema de hoy (aceptamos propuestas de las futuras mamás). Como siempre, si tienes alguna duda consúltanos y si te ha parecido interesante puedes compartirlo.

Publicado en Terapia Craneosacral y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario