La belleza que hay en ti

La Bella y la BestiaEsta semana dedicamos nuestro artículo a la belleza. Como la vivimos, de dónde viene y cómo nos relacionamos con ella. Para ilustrar el tema, incluimos también la entrevista que Valeria Pedrosa Arana nos hizo en 2013, como parte de un trabajo de ilustración acompañado con diferentes reflexiones en torno a la belleza.
Esperamos que la lectura os ayude a descubrir vuestra propia belleza y a sentiros a gusto con ella.

Tu autoimagen

Un aspecto que con demasiada frecuencia nos somete y a su vez determina la relación con las personas de nuestro entorno y con nosotr@s mism@s.

Vanidades aparte, es frecuente que autenticos iconos del glamour y la belleza se sientan acomplejados por su nariz, el tamaño de sus manos o la textura de su piel. El sentido crítico, en general obtuso y cruel, no conoce límites a la hora juzgar, validar o descartar personas, o de hacernos sentir insatisfech@s con nuestro aspecto por más generosa que la Naturaleza haya sido con nosotr@s.

Los pubis adultos y el hombre de pelo en pecho no son rentables

Los cánones de belleza cambian con el tiempoMuy lejos de ser opcional según el propio criterio estético, el tema de la depilación es casi una regla de oro. ¿Qué ha pasado con el orgulloso y deseado hombre de pelo en pecho?
Es frecuente oir en los medios de comunicación que tal o cual persona va muy descuidado “con esos pelos en el pecho”.

Quien tenga más de 30 años podrá recordar como para la mayoría de las personas esos mismos pelos eran un reclamo sexual mientras que éramos una minoría  quienes preferíamos el “hombre bombilla” sin más pelo que una buena melena cubriendo la cabeza, orejas y nuca. Las modas cambian, y con ellas, los gustos también. ¿Te has preguntado por qué?

Cuando la industria no responde a la demanda, sino que la crea

Adrien BrodySometer al cuerpo a arriesgadas intervenciones, dietas imposibles, productos adelgazantes, inoculación de sustancias milagrosas, estiramentos, abrasiones, perforaciones o implantes está a la orden del día.

Cientos de millones de personas de todos los países al servicio de toda una industria que, muy hábilmente, ha sabido crear la necesidad “vital” y no negociable de homogeneizarse y rendir culto a la imagen prefabricada.

Quien tiene el pelo liso, se lo riza; quien lo tiene rizado se lo alisa, quien no tiene se lo implanta, quien tiene mucho se lo “vacía” y quien tiene poco lo voluminiza.
Las partes claras de la piel se broncean mientras las oscuras se blanquean, unos labios se aumentan y otros se recortan. Alargamiento de pene, rejuvenecimiento vaginal, blanqueo anal, cirugía en la lengua o el ombligo… Mientras sigan apareciendo nuevas ofertas de mercado en esta línea no habrá fin para el deseo de metamorfosis.

Un flaco favor a la autoestima

El miedo que sostiene toda esta locura reside en una autoestima débil y quebradiza. La inquietud e inseguridad que conlleva este culto/esclavitud de responder a una moda estética inflexible y tirana, aparta diametralmente del objetivo que con tanta angustia se persigue: sentirse cómod@ con un@ mism@ y resultar atractiv@ a l@s demás. La satisfacción inmediata que (a veces, con suerte y si todo va bien) se obtiene no hace más que afianzar el concepto de que nuestro valor depende en gran medida del aspecto que se tenga en ese momento.

Disolviendo la espiral con Flores de Bach

Morticia AddamsUna vez más, las Flores de Bach son el remedio amable que nos ayuda a vernos como realmente somos y en perfecto equilibrio. Crab Apple, Larch, Beech y Walnut contribuyen a recuperar la autoestima y nos devuelven una autoimagen y actitud saludable.

Que nadie entienda que dejar de someternos a un ideal de “perfección” prefabricado nos va a arrojar a un modelo de persona descuidada que da la espalda a la belleza y al sentido de la estética, muy al contrario. Lo que pretende proporcionar esta combinación es una visión inteligente y más objetiva del propio YO que nos aleje del arquetipo, a veces patético, propuesto y  alimentado desde los mercados y que siempre va a ir en dirección contraria a lo que somos para poder encasquetar su producto o servicio

Libertad (real) de elección Vs. Patrones establecidos

El sentido individual de la estética no necesita ser validado ni promovido por nadie. Con frecuencia, personas extraordinariamente exitosas y atractivas no responden en absoluto a los estándares de belleza cultivados socialmente. ¿Cuál es su truco? Por supuesto, cultivar el brillo propio, desviar la atención ajena de lo que no desean resaltar, potenciar sus dones, disfrutar de lo que Sí tienen y, por encima de todo, quererse a sí mism@s y dejarse de tonterías.

ENTREVISTA A ISABEL QUESADA LOCUBICHE

Miembro-fundadora y co-autora junto a Carlos Quesada Sanchez en voxcorpore.com

• ¿De dónde crees que surge la Belleza, o por lo menos su idea?
Al margen de que el concepto de belleza ha variado a través de los tiempos, zonas geográficas, modas temporales, etc., entiendo que lo que llamamos belleza (humana) surge básicamente de la propia actitud. Creo que la  validación que hacemos de nosotros mismos y la autoaceptación son determinantes para despertar un cierto atractivo tanto en la mirada propia como en la ajena. Este atractivo se puede ver, casi siempre, reforzado por los rasgos físicos que culturalmente  estén asociados en esos momentos al canon de belleza imperante.

¿Qué tipo de conexión existe entre el cuerpo y la psique?
Ninguna, porque no es que estén conectados, es que se trata de la misma cosa manifestándose en diferentes planos. Misma energía vibrando en diferentes frecuencias.

Si entendemos al ser humano como una secuencia de “partes”, esa división (falsa) en sí misma crea una fractura estructural interna que irremediablemente lleva al conflicto y la enfermedad emocional, física, mental, energética y espiritual, entre otras.

Cyrano¿Tiene alguna relación esta conexión con la Belleza?
¡¡¡Por supuesto!!! (teniendo en cuenta que a lo que tu llamas conexión, yo le llamo unidad)

La armonía resultante de la coherencia con respecto a lo que somos, personalmente, me resulta bellísima.

En referencia a ciertas patologías como puede ser el Síndrome de Stendhal (enfermedad psicosomática que causa palpitaciones, temblor, una elevación del ritmo cardíaco, etc. cuando el individuo se expone a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas), ¿Cómo es posible que el concepto bello (algo intangible) afecte al cuerpo (algo tangible, táctil)?

Más de lo mismo. Somos una colonia celular formada por 50 trillones de células. ¿Te imaginas un fractal de 50 trillones de Valerias respondiendo física, mental y emocionalmente frente a algo, sea la belleza o el horror? Cada uno de estos individuos que llamamos células (MiniValerias) es un organismo inteligente y completo que reacciona y se relaciona con el exterior, que contempla y entiende el estímulo que reciben el resto de las células y, a su vez, la unidad.

Si la estructura molecular del agua, por ejemplo, es capaz de modificarse y reorganizarse frente a una emoción de un organismo ajeno,  un conjunto de caracteres trazados en su presencia o un sonido, ¿que tiene de extraño una respuesta “física” ante cualquier emoción, sensación, pensamiento o experiencia? Recordemos que las MiniValerias, y por lo tanto, tú, sois más de un 80% agua, y como tal, respondes. (Los demás también lo hacemos, jajajaj)

¿Crees que hay percepción de la belleza femenina y percepción de la belleza masculina?
Creo que unas y otros respondemos de forma ligeramente diferente a lo que consideramos hermoso; lo que varía sustancialmente es lo que nos atrae como tal. Del mismo modo que a un sediento no le atrae en absoluto un trozo de pan, ese mismo pan despierta todas las simpatías para un hambriento.

Tamara de LempikaPor ejemplo, si se trata de objetos, en general, un hombre no se pirra por aquellas cosas tan “cuquis” que harían derretir a algunas féminas, y viceversa. En el caso de lo que encontramos bello entre los humanos, tiene un peso especifico la atracción, y la atracción surge en gran medida de la necesidad (como lo del pan y el hambriento).

Cuando una persona encuentra  hermosa y/o atractiva a otra, no son solo los parámetros estéticos los que deciden si esa persona te resulta atractiva (independientemente de que la atracción conlleve un componente sexual o no). En esos momentos se desencadenan una serie de procesos químicos y “analíticos” no conscientes, en función de nuestra necesidad de reproducirnos, nuestra autoestima, miedos, autoconfianza, capacidad de autoabastecimento y un largo etc. que van a determinar si esa persona nos va a resultar bella, incluso la reacción que esa belleza nos provoca (placer, rechazo, competencia, desbordamiento, etc.)

Creo que, como en general, hombres y mujeres tenemos necesidades, fóbias y filias diferentes, lo que nos resulta hermoso o no, tambien queda en muchos casos condicionado por el género.

¿Se construye la idea de Belleza en la infancia o es algo innato?
No tengo datos, pero yo diría que hay un 10% innato y el resto se va construyendo y modificando durante toda la vida.

La entrevista se incluyó en un blog que actualmente ya no está disponible, no obstante puedes ver otros trabajos de Valeria en esta página de facebook.

Publicado en Flores de Bach, Salud emocional, Varios y etiquetado , , , .

Deja un comentario